Preguntas frecuentes sobre la labioplastia - Plástica Ruiz Moya

La labioplastia vaginal es una técnica quirúrgica que consiste en el tratamiento de los labios de la zona íntima femenina. Puede realizarse cuando los labios menores sobresalen más que los mayores, debido a que son demasiado largos o gruesos, o cuando existe una hipertrofia en los labios vulvares. Con ella se consigue mejorar su aspecto estético afectado por el paso de los años, por cambios hormonales o tras el embarazo y el parto, pero también su funcionalidad. También se le conoce como ninfoplastia y forma parte de las cirugías íntimas para el rejuvenecimiento vaginal.

Gracias a su efectividad y rápida recuperación, se trata de una de las intervenciones más requeridas en los últimos tiempos y no sólo por ofrecer una solución estética. El tamaño excesivo de los labios vaginales suele llevar asociados problemas de distinta índole como molestias en las relaciones íntimas, incomodidad a la hora de vestir, mal olor o dolor al realizar ejercicio, entre otros muchos.

En este post respondemos las principales preguntas frecuentes sobre la labioplastia.


Labioplastia: preguntas frecuentes

FAQS Labioplastia

¿Qué provoca el abultamiento de los labios vaginales?

El abultamiento de los labios vaginales puede producirse por diferentes causas. La principal está ligada a la genética aunque seguida muy de cerca por los cambios hormonales. Otras causas: mujeres con varios partos vaginales o partos múltiples, inflamaciones locales o el propio envejecimiento natural aunque esta hipertrofia puede darse en mujeres de cualquier edad.

¿Cuál es el proceso de la labioplastia?

Antes de la intervención, es necesario realizar una valoración previa para despejar cualquier duda que te pueda surgir. La intervención tiene una duración de una hora y media. Se utiliza anestesia local o local-sedación y no requiere ingreso hospitalario, volviendo a casa una vez finalizada la intervención. Se trata de una cirugía íntima menor.

¿Cuáles son los cuidados especiales tras la labioplastia?

  • Es necesario tomar antiinflamatorios que te recetará el doctor.
  • Mantener una higiene adecuada en la zona intervenida y siempre pautada por el cirujano.
  • Seguimiento ambulatorio. Acudir a las consultas posteriores para que el cirujano valore la evolución.
  • Mantener un plazo de reposo. Evitar esfuerzos bruscos y tensiones en la zona. Así como las relaciones sexuales o el uso de tampones durante, al menos, 40 días después de la intervención.
  • Utilizar ropa interior holgada y, a ser posible, con tejidos naturales y transpirables.

¿Es necesario llevar una higiene íntima especial tras la labioplastia?

Durante los primeros días tras la intervención, será el propio especialista el que marque las pautas para la correcta limpieza, especialmente para no provocar ninguna infección en la zona. Después bastará con seguir la misma higiene diaria habitual. Se recomienda usar jabones específicos para esa zona, que estén libres de químicos y tengan un Ph neutro.

¿Es dolorosa la recuperación de una reducción de labios genitales?

Ya hemos visto que la intervención no es dolorosa gracias a la anestesia local. En cuanto a la recuperación siempre dependerá de cada paciente aunque solo se sentirá algunas pequeñas po molestias como pesadez o cierta hinchazón en la zona vaginal que pasará en las siguientes 48 horas. Por lo general, estarás recuperada para a segunda semana.

¿Cuándo se retoma la vida normal tras la intervención?

Prácticamente desde el día siguiente ya se puede hacer vida normal. En cuanto a la incorporación al trabajo, se recomienda reposar 2 días tras la intervención y, siempre, dependiendo del cargo laboral que se realice. Si se realizan actividades con esfuerzo físico, es recomendable esperar, al menos, una semana. Tampoco es aconsejable realizar deporte de forma intensa ni mantener relaciones sexuales en un periodo de 40 días tras la cirugía.

¿En qué momento se retiran los puntos?

En cuanto a los puntos de sutura, esta operación suele realizarse con un material especial que no necesita ser retirado, sino que se reabsorbe. Después de la intervención, y siempre dependiendo de cada paciente, si queda algún punto se retirará en consulta.

¿Queda alguna cicatriz tras la operación de labioplastia?

No. La incisión que se produce en la reducción es muy pequeña y pasa desapercibida entre el tejido que compone los labios. No olvidemos que este tejido es rugoso y con muchos pliegues, por lo que la cicatriz será totalmente imperceptible.

¿Cuánto tiempo es necesario esperar para mantener relaciones sexuales tras una cirugía de labios genitales?

Al menos durante los 40 días siguientes a la intervención, es importante no mantener relaciones sexuales. Esto ayudará a la buena cicatrización, evitando que se abran los puntos. Una vez pasado este periodo se retomará la actividad de forma gradual, y siempre dependiendo de las molestias que sienta cada paciente.

¿Se pierde sensibilidad en la zona íntima tras una labioplastia?

No suele ocurrir. Las terminaciones nerviosas que provocan la sensibilidad no llegan hasta la zona exterior de los labios, que es donde se realiza la incisión. Estas están situadas en una zona más profunda, por lo que la sensibilidad no se ve afectada. No en vano, algunas pacientes han reconocido haber mejorado los estímulos en su parte íntima.

¿Desaparecerán los dolores y molestias al mantener relaciones sexuales o al hacer ejercicio?

En la mayoría de los casos sí. De hecho todas nuestras pacientes presentan una gran mejoría, desapareciendo de forma definitiva y consiguiendo una mejor calidad de vida y bienestar.

¿Podré quedarme embarazada y dar a luz con normalidad?

Totalmente sí. La labioplastia de reducción no interfiere para nada en la gestación ni tampoco en el parto, incluso siendo vaginal. No olvidemos que este tipo de cirugía se produce en la zona externa, es decir, en la vulva, por lo que no afecta a los órganos internos, la vagina.

¿Volverán a crecer los labios menores tras la labioplastia?

Alrededor de los 2 meses, tras la intervención, los labios conseguirán llegar a su tamaño normal. Éste será el que se mantendrá a lo largo de tu vida, por lo que resulta muy raro que se vuelva a producir una nueva hipertrofia.

Tanto si te preocupa la estética de tus labios genitales, como si estás sufriendo distintas molestias por el tamaño de los mismos, no lo pienses más y acude a tu clínica de confianza. La intervención es sencilla y de muy rápida recuperación. Si buscas realizarte una labioplastia en Sevilla, en la clínica Ruiz Moya te ofrecemos todas las garantías de que quedarás satisfecha con el resultado y ganarás calidad de vida.