Si estás pensando en hacerte una mastopexia o elevación de mamas en Sevilla, continúa leyendo. Encontrarás información muy valiosa que aclarará tus dudas y ampliará tu conocimiento sobre el tema. Trataremos esta cirugía en 2 capítulos, aquí está el primero.

Para empezar, es bueno saber a qué nos estamos refiriendo con una mastopexia, concepto que es sinónimo a una elevación o levantamiento de mamas. Consiste en devolver la mama a su posición original, lo que se traduce en levantarla a ella y la areola-pezón a una posición centrada por encima del surco, eliminando el exceso de piel.


¿Por qué se produce la caída de la mama?

La mama generalmente cae por la suma de diversos factores, pero que no afectan a todas las mujeres por igual, punto muy importante. Todo el proceso tiene que ver con el daño que sufren las fibras elásticas de la piel y los ligamentos de la mama, que se estiran hasta un punto donde ya no pueden volver a su posición original y aguantar la glándula mamaria en posición

  • El paso del tiempo y la gravedad: a lo largo de los años, la gravedad tira de la mama hacia abajo, lo que produce que se descuelgue de su posición original.
  • Cambios de peso: cuantos más cambios de peso y de más envergadura, más estrés sufre la mama en cuanto a estiramientos y contracciones, hasta que la mama ya no puede volver a su posición original por daño en las fibras elásticas.
  • Embarazos y lactancia: una vez más, suponen cambios en el volumen de la mama en un breve periodo de tiempo. Cuanto mayores sean estos cambios, más daño sufren las fibras elásticas y los ligamentos.
  • Genética de cada mujer: hay mujeres que tras los embarazos presentan unos senos bonitos y en su posición, mientras que hay otras mujeres que incluso sin embarazos presentan unas mamas descolgadas y con estrías. Esto se explica por las características genéticas de la piel de cada mujer.
  • Peso de las mamas: generalmente, cuanto más pesan, más efecto tiene la gravedad y más sufre la piel.

¿Todas las mastopexias o elevaciones de mama son iguales?

En absoluto. No existe cirugía de la mama que más se deba personalizar que una elevación de senos. Cada mama y cada mujer es un mundo, y las técnicas son muchas y diferentes para adaptarse a cada situación. Por un lado tenemos la mastopexia con prótesis o mastopexia con aumento, y por otro lado tenemos la mastopexia sin prótesis o mastopexia a secas. Las dos tienen en común que elevan la mama al mismo tiempo que eliminan la piel sobrante. Por otro lado, la diferencia entre ambas es el volumen existente en la mama antes de la cirugía:

  • Si sobra piel pero el volumen de glándula mamaria existente es suficiente para dar una forma bonita y proporcionada al tamaño y complexión de la paciente, no se necesitará una prótesis de mama y hablamos de una mastopexia sin prótesis.
  • Si además de sobrar piel el volumen existente de glándula es muy pequeño y daría lugar a una mama muy pequeña, ese déficit de volumen habrá que sustituirlo por una prótesis de mama, y hablaremos de una mastopexia con prótesis o mastopexia con aumento.

La decisión deberías tomarla conjuntamente con tu cirujano, y fundamentalmente dependerá de tu deseo en cuanto al volumen que esperas tener en tus mamas tras la cirugía, y las medidas anatómicas que tome el cirujano, así como la calidad de tu piel. Esta es una cirugía en la que los consejos de tu cirujano son muy importantes.


¿Esta operación es igual que un aumento de pecho?

Esta cirugía es muy diferente a un aumento de mamas. En una mamoplastia de aumento partimos de una mama que generalmente tiene buena calidad de piel, con fibras elásticas sanas y buena capacidad de retracción, pero con poco volumen. Tras colocar la prótesis de mama anatómica o redonda, la piel se adapta a ella perfectamente.

Por el contrario, en una elevación de senos tenemos una piel que no es capaz de retraerse ni adaptarse, y que hay que eliminar el exceso. Todo ello genera numerosas diferencias con el aumento de pechos:

  • Tiempo quirúrgico: en un aumento de pecho se tarda unas 2 horas, en una mastopexia unas 4 horas.
  • En una mamoplastia de aumento existe amplia libertad para elegir el tamaño y volumen del implante, mientras que en la elevación de mamas, cuando necesita prótesis, hay que valorar muy bien el volumen. Partimos de una piel que no ha sido capaz de aguantar en el tiempo su propio peso, y vamos a colocar más volumen envuelto por una piel que sigue siendo de mala calidad. Es muy importante no pasarse de volumen.
  • Cicatrices: suelen ser más largas y numerosas en la elevación que en el aumento.
  • Nivel de complejidad y potenciales complicaciones: más elevado en la mastopexia.
  • Son cirugías muy diferentes, una en una mama sana y otra en una mama dañada, por lo que los resultados aunque agradables y bonitos en ambas, nunca podrán ser iguales.
  • Precio de un aumento de mamas y precio de una mastopexia en Sevilla: suele ser mayor en el segundo caso por la mayor complejidad y tiempo necesario.

Una situación bastante habitual en la consulta, es cuando una mujer con el pecho caído solicita un levantamiento de mamas, y nos dice que su amiga se ha hecho un aumento de pecho con una prótesis de gran volumen, por ejemplo 450cc, y que le ha quedado un gran y bonito escote, y que quiere el mismo resultado. Obviamente, mi misión como cirujano plástico es ofrecer a mis pacientes expectativas realistas e informar a mis pacientes de las posibilidades.


Cicatrices y técnicas de mastopexia

Independientemente de si se trata de una elevación de mamas con o sin prótesis, existen fundamentalmente 3 técnicas quirúrgicas, con sus cicatrices características, y que dependen de 2 factores:

  • Distancia del esternón al pezón: cuanto más larga sea, más necesidad de subida tiene la areola y mayores cicatrices serán necesarias.
  • Piel sobrante: cuanta más piel sobrante, más cicatrices serán necesarias.

Según los 2 factores anteriores, la técnica y las cicatrices serán las siguientes:

  • Mastopexia periareolar: para cuando hay poca piel sobrante y areola ligeramente caída. La cicatriz será exclusivamente alrededor de la areola, bien en la mitad superior, o bien los 360 grados.
  • Mastopexia vertical: combina la anterior con una cicatriz vertical que va desde el borde inferior de la areola hasta el surco de la mama. Para cuando hay moderado exceso de piel y moderada caída de la areola.
  • Mastopexia en T invertida: la más frecuente, ya que en la mayoría de elevaciones de mama suele sobrar mucha piel y encontrarnos areolas muy caídas. A las cicatrices anteriores habría que sumar una cicatriz horizontal a lo largo de todo el surco de la mama. Al final del artículo mostramos una mastopexia sin prótesis en T invertida a los 6 meses de la cirugía.

Espero que hayáis disfrutado esta primera parte informativa. En breves subiremos la segunda parte centrada en las posibles complicaciones y en el postoperatorio. Puedes encontrarnos en Sevilla para más información.

 

Fotos antes y 6 meses después de una mastopexia en T invertida sin prótesis.