¿Liposucción o Lipoescultura? Diferencias, técnicas y beneficios - Plástica Ruiz Moya

Liposucción y lipoescultura son dos términos que habitualmente se utilizan indistintamente, pero que no son lo mismo. Por otro lado, ambos procedimientos se han situado entre las tres cirugías más demandadas y realizadas en España en el pasado año, según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Diferencias entre liposucción y lipoescultura, no son lo mismo

El concepto clásico de liposucción es el de eliminar grasa de una zona corporal en donde se ha acumulado en exceso mediante aspiración con cánulas, con el objetivo de disminuir volumen. Especialmente en los últimos 10 años, esta técnica se ha ido desarrollando y perfeccionando con nuevos conceptos y tecnología, dando lugar a la lipoescultura.

La lipoescultura consiste en realizar el tratamiento de múltiples zonas grasas corporales, ya no sólo con el objetivo de disminuir volumen graso, sino también de moldear el contorno corporal de manera global, obtener sombras que simulen músculos o inserciones musculares, e incluso inyectar parte de esa grasa aspirada en zonas donde no haya volumen suficiente o se haya atrofiado con el tiempo, como los glúteos.


Técnicas de liposucción y lipoescultura

Existen diferentes técnicas, apoyadas por tecnología que se ha ido desarrollando en los últimos años para avanzar en lipoescultura y perfeccionar los resultados:

  • Liposucción convencional: es la técnica clásica, utiliza cánulas de aspiración donde el cirujano aporta la fuerza mecánica para moverlas.
  • Liposucción láser: utiliza el calor generado por un cabezal láser para destruir la grasa. Cada vez se utiliza menos por riesgo de quemaduras y seromas.
  • Tecnología PAL (power-assisted liposuction): ha supuesto una revolución, se trata de la tecnología Microaire. Utiliza unas cánulas que vibran y basculan. Esta vibración fragmenta la grasa de una manera mucho más eficiente, con lo que se acorta el tiempo de cirugía y el sangrado, y se obtienen mejores resultados de contorno y definición.
  • Tecnología Vaser: similar a la anterior, sólo que en vez de vibración utiliza cavitación por ultrasonidos para el mismo objetivo, fragmentar la grasa y facilitar y maximizar la extracción de grasa, con mejores resultados y menores complicaciones.
  • Radiofrecuencia interna: tecnología Bodytite. Permite retensar la piel para que no se descuelgue una vez que se ha extraído la grasa mediante liposucción.

 


¿Qué cirugía es mejor, liposucción o lipoescultura?

En realidad son 2 cirugías diferentes, por lo que no podemos hablar de que una sea mejor que otra. Depende de cuántas zonas corporales queramos tratar y el grado de mejoría. Por ejemplo, si sólo se pretende mejorar y bajar volumen de la cara interna de muslos o rodillas, la liposucción es la cirugía indicada. Si se quiere mejorar el tronco con abdomen, flancos y zona lumbar marcando líneas abdominales, estaríamos hablando de lipoescultura.

Diferencias entre liposucción y lipoescultura

Qué zonas se pueden tratar y cómo es la recuperación

Básicamente se puede tratar cualquier zona corporal, desde la papada hasta las rodillas, pasando por los brazos, tórax, abdomen, espalda o muslos. Zonas donde se puede inyectar grasa para aumentar volumen, lo que se denomina lipofilling o aumento con grasa propia son: mamas, pectorales, cara o glúteos.

La recuperación no es muy dolorosa, de hecho en nuestra clínica a las 24h se recomienda empezar a hacer vida normal, y a los 7-14 días retomar el ejercicio. Pueden aparecer molestias, tiranteces y moratones las 2 primeras semanas. Se debe llevar una prenda de compresión ortopédica habitualmente durante 8 semanas.

A los 2 meses se pueden observar unos resultados que se parecen mucho a los finales, pero que no se obtienen hasta pasados 6 meses. Son cirugías que dejan muy poca cicatriz, apenas 2 ó 3 puntos de entrada menores de 1cm por cada zona tratada que se ocultan bajo la ropa interior o en pliegues naturales como el ombligo.


Indicaciones y contraindicaciones

Estas técnicas pueden realizarse en casi todas las personas, por lo que no hablaremos de indicaciones concretas. La indicación general sería toda aquella persona que desee una mejora en su contorno corporal, que no esté bajo cualquiera de las siguientes contraindicaciones:

  • Índice de masa corporal (IMC) de 30 o superior: resultado de dividir el peso en kilos entre la altura en metros al cuadrado.
  • Peso normal se considera por debajo de 25, sobrepeso 25-30, y obesidad 30 o superior. Incluso en muchos centros punteros mundiales ya se habla de bajar este límite a 27,5. Todo ello debido a que la obesidad aumenta mucho el riesgo de complicaciones.
  • Historia previa de trombos, trombosis o trombofilias.
  • Tratamiento anticoagulante actual.
  • Enfermedades o comorbilidades que pongan en riesgo la salud

Si estás buscando una clínica para liposucción o lipoescultura en Sevilla, ven a visitarnos. Contamos con años de experiencia y cientos de pacientes tratados y satisfechos. Además, somos la única clínica de Sevilla que dispone simultáneamente de la última tecnología Microaire y Bodytite combinada para optimizar tus resultados.