Aumento de pecho en Sevilla, falsas creencias y leyendas

El Dr. Ruiz Moya es especialista en aumento de pecho. En su consulta, cuando las pacientes interesadas en aumento de mamas en Sevilla le exponen sus dudas, existen ciertas ideas y preocupaciones que se repiten, y que se han aceptado como ciertas a pesar de no tener mucho fundamento científico.

Generalmente estas ideas arraigadas en la sociedad provienen de publicaciones en internet de fuentes sin rigor científico y páginas habitualmente sensacionalistas. Internet puede ser una buena fuente de información, pero siempre recomendaremos fuentes fiables desde un punto de vista científico. Vamos a comentar las más curiosas y frecuentes de entre todas ellas:


Hay que cambiar las prótesis de mama cada 10 años

Quizás sea ´´el mito´´ más extendido. Probablemente originado hace décadas, cuando no se tenía el conocimiento suficiente ni los materiales avanzados y de calidad de los que disponemos hoy en día, es frecuente escuchar que los implantes de mama hay que cambiarlos cada 10 años. Las prótesis antiguas tenían unas tasas más elevadas de desplazamiento, contractura y rotura que las actuales.

Los implantes actuales son en principio, de por vida, y no necesitan ser cambiados. Decimos en principio porque pueden aparecer incidencias: 7% de contractura capsular y 4% de rotura a 10 años, respectivamente. Si que es cierto que algunas casas comerciales cubren con su garantía las prótesis durante 10 años, y otras de por vida. En la clínica del Dr. Ruiz Moya ofrecemos implantes a nuestras pacientes con esta segunda opción.

Sin embargo, a lo largo de la vida de una mujer que se ha realizado un aumento de mamas puede ser necesario reoperar por razones no relacionadas con los implantes. Embarazos, pérdidas y ganancias de peso, o el ciclo menstrual, someten a las mamas a expansión y contracción. Esto puede originar que la piel y tejido mamario ´´resbalen´´ sobre el implante, causando la caída de del pecho. Será necesaria por tanto una mastopexia o elevación de pecho para corregirlo.


Cuidado con las prótesis anatómicas, ¡porque se dan la vuelta!

Esta es una preocupación que hace que muchas mujeres, aún prefiriendo las prótesis anatómicas para un aumento de pecho, finalmente opten por prótesis redondas por miedo a que se den la vuelta. La lógica dice que cuando una prótesis redonda gira, la mama no cambia su forma, pero cuando una prótesis anatómica se da la vuelta, la mama se deforma.

Sin embargo, la tasa de rotación de las prótesis anatómicas a día de hoy es muy baja, del 1-2%. Las prótesis anatómicas suelen tener una superficie texturada que ´´se agarra´´ al tejido. Este factor, combinado con la habilidad del cirujano para elaborar un bolsillo apropiado y ajustado al tamaño y volumen del implante, hacen que la rotación sea muy poco frecuente.

Por tanto, siéntete libre de elegir prótesis anatómicas si son de tu gusto. Esta creencia puede estar motivada por cadenas de cirugía estética low-cost que buscan mayores ventas, ya que las prótesis redondas son más baratas que sus homólogas anatómicas en cualquier casa comercial.


Mejor poner una prótesis más grande de la cuenta, que luego pierde volumen y me veré el pecho pequeño

Resultado al año, aumento de pecho con prótesis redondas 350cc. No hace falta colocar volumen extra, sino escoger el tamaño de cada prótesis según las medidas anatómicas de la mujer, consiguiendo unos buenos resultados.

Ocurre a menudo, por no decir en casi todos los casos, que una mujer que se ha realizado un aumento de mamas, pasados unos meses está muy satisfecha, pero comenta entre risas que no le hubiera importado ponerse un poco más de volumen. Sin embargo, para nada piensa realmente en entrar a quirófano de nuevo a cambiar sus implantes.

Esto tiene una explicación lógica y fisiológica. Generalmente los cirujanos escogemos las prótesis para una mujer según sus medidas, su opinión, y nuestro criterio médico. Una vez finalizada la cirugía, los pechos comienzan a inflamarse y a aumentar su volumen por encima del volumen de prótesis implantada, por lo que parecen más grandes de lo que deberían.

Los primeros 7-10 días muchas mujeres tienen la impresión de haberse pasado, e incluso llegan a preocuparse seriamente. Sin embargo, poco después el ojo ya se ha acostumbrado a ese volumen. Cuando hacia el mes y medio la inflamación ha bajado y el pecho tiene el volumen que debería, ya acostumbradas al volumen anterior, comentan que se hubieran puesto un poco más.

Desde la clínica Dr. Ruiz Moya recomendamos coherencia a la hora de elegir el volumen de los implantes de mama. Deberían estar acorde a las medidas y proporciones de la mujer, huyendo de implantes muy grandes, que originan mayor número de complicaciones a largo plazo.


Las prótesis anatómicas no marcan el escote, mejor me pongo prótesis redondas

Resultado de aumento de mamas con prótesis anatómicas de 330cc, puede apreciarse un precioso escote sin ser prótesis redondas.

Una de las ideas más erróneas que existen en el aumento de pecho. Los 2 tipos de prótesis de mama generan volumen en el escote, pero de diferente estilo, y cuanto mayor sea el volumen, más se marca en ambos tipos.

La prótesis anatómica consigue más naturalidad, con un escote más progresivo pero un poco menos marcado. Por el contrario, la prótesis redonda consigue escotes más marcados y más altos, pero a expensas lógicamente de ser algo menos natural. Las 2 opciones son válidas y dependen en gran medida de los gustos de cada mujer.


Después de la cirugía de aumento de mamas necesitaré masajes

Se pueden aplicar, pero no son necesarios. Depende de la técnica empleada por el cirujano y de sus preferencias. En general, cuanto más sangra una cirugía, más endurecidos están los tejidos y durante más tiempo. El Dr. Ruiz Moya utiliza técnicas mínimamente traumáticas para los tejidos, con mínima tasa de sangrado y sin necesidad de drenajes, por lo que en 20-30 días los pechos tienen una consistencia normal y sin necesidad de masajes.


Cuidado si te has realizado un aumento de mamas y coges un avión

Esta idea no tiene ninguna lógica ni fundamento. Cabe recordar que las cabinas de los aviones están presurizadas como si estuviéramos en tierra, por lo que las prótesis de mama no sufren grandes cambios de presión, y mucho menos para provocar que exploten. Por lo tanto, sube a un avión con total seguridad.

Si tienes cualquier duda acerca de un aumento de mamas en Sevilla, contacta con nosotros, el Dr. Ruiz Moya estará encantado de atenderte.